viernes, 6 de marzo de 2015

De espaldas

De vez en cuando cantaba algo en voz muy baja, con ensimismada dulzura, versos de antiguas letanías de negros, o canciones de amor, siempre de espaldas, frente a la ventana

El invierno en Lisboa,
Muñoz Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame qué piensas