viernes, 6 de febrero de 2015

Llévame a Lisboa



Reconocían los secretos himnos que los habían confabulado desde antes de que se conocieran, porque más tarde, cuando los escuchaban juntos, les parecieron atributos de la simetría de sus dos vidas anteriores, augurios de un azar que lo dispuso todo para que se encontraran, incluso la música de ciertas baladas de los años 30: Fly me to the moon, le había dicho Lucrecia, "llévame a la Luna, a Lisboa"

 El invierno en Lisboa Muñoz Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame qué piensas