martes, 6 de mayo de 2014

Sueño de una noche cualquiera

Cuando desperté, la realidad había cambiado.
No recordaba nada pero la sábana de los miedos había desaparecido

1aqa

La arena escuchaba mis sueños y se metía entre mis dedos, que trataban de agarrar un imposible

5



Toda sombra acaba por volverse luz, cada amanecer es una nueva oportunidad para volver a empezar de otra manera, de mojarse si hace falta para ser feliz..

3

Y no habrá necesidad de improvisar más camas en las que soñar.